Tottenham – Chelsea: Nico Jackson tumba al Tottenham ‘Mecnico’ en el partido del ao

El Tottenham pierde el liderato de la Premier League ante el Chelsea en un partido que tardar en caer en el olvido. Cinco goles, dos rojas, nueve revisiones de VAR, un penalti, 21 minutos de tiempo aadido y cinco goles anulados. Poca ms explicacin necesita un encuentro, en el que adems Nico Jackson anot un hat-trick. Este derbi de Londres oposita por mritos propios para convertirse en el partido del ao.

Si alguno de los ciudadanos londinenses se perdi la primera parte por el trfico habitual de la ciudad, puede que se arrepienta durante todo lo que queda de temporada. En el Tottenham Stadium, las expectativas que se depositaron sobre este encuentro se quedaron en agua de borraja cuando el baln ech a rodar. Y eso que Chelsea y Tottenham comenzaron la primera mitad intercambiando golpes como si el partido fuera a decidirse a los puntos cuando transcurrieran los 90 minutos.

El primero en golpear fue Kulusevski. El sueco, incisivo como pocos, recibi un baln en el pico del rea, se adentr en ella con desparpajo y, con la inestimable ayuda de Colwill, adelantaba a los Spurs en el marcador despus de un pequeo toque en el central ingls. La presentacin del equipo de Postecoglou estaba a la altura de su primera parte de temporada. El Chelsea estaba siendo arrollado por su vecino.

Pero el ftbol, que poco entiende de lo mal o lo bien jugado, an tena reservadas un sinfn de sorpresas en el terreno de juego. Como respuesta inmediata, Sterling se inventaba una jugada de un simple baln largo, pero una mano involuntaria dentro del rea impeda que el gol subiera al marcador, previa intervencin del VAR (la primera). A partir de aqu, los de Pochettino se subieron a la cresta de la ola y acecharon a los Spurs en su propia rea.

La poca contundencia defensiva no ayudaba a los locales a salir y Sterling volva a sembrar el caos por el sector izquierdo. El ingls tir dos recortes en el rea, la pelota qued suelta y Caicedo, con un zapatazo desde fuera del rea, superaba a Vicario. El VAR an tena la ltima palabra y decret fuera de juego posicional de Jackson (segundo gol anulado). Una vez revisada la accin, rebobinaron para observar un posible penalti sobre 7 blue.

Cuti Romero impact con sus tacos en la espinilla del jugador ingls y Michael Oliver, despus de ir a verlo al monitor, (tercera) no dudaba en sealar los once metros y expulsar al central argentino. El encargado de transformar la pena mxima fue Palmer. El Chelsea que haba sido vapuleado al principio del encuentro, acababa de encontrarse una oportunidad inmejorable. Se permiti el lujo de perdonar en otro dos goles anulados por fuera de juego.

Tal fue el ajetreo de la primera mitad, que Michael Oliver aadi… 12 minutos! Alguno de los aficionados presentes en el Tottenham Stadium miraban de reojo su mueca izquierda, tal vez para observar su reloj… o quizs para comprobar las pulsaciones despus de una primera parte que se recordar con el paso del tiempo en la Premier League. Dos goles (uno para cada equipo), cuatro goles anulados, una roja, un penalti, tanganas por todo el terreno y 12 minutos de tiempo aadido… Imposible ms en menos tiempo.

Si los tcnicos pidieron la calma necesario a sus pupilos, Udogie se encargaba de acabar con ella como si la primera mitad nunca hubiera acabado. No haban transcurrido ms de 10 minutos, cuando el joven defensa pecaba de la impaciencia propia de la juventud y derribaba a Sterling cuando la accin no requera ningn peligro.

Despus de esta accin, muchos se hubieran atrincherado en su propia rea para aguantar el resultado con uas y dientes. El Tottenham de Postecoglou no. Una de las imgenes ms icnicas que se recuerdan con nueve futbolistas tirando la lnea en el centro del campo. Como si la ‘Naranja Mecnica’ de Cruyff se hubiera apodado de los hombres vestidos de blanco.

Jugar en el abismo tiene unos riesgos y quizs los del tcnico australiano confundieron la valenta con la insolencia. Dada la confusin de los primeros minutos, los futbolistas blues cayeron una y otra vez en la trampa, pero el poso que proporciona el paso de los minutos fue el peor rival de la defensa spurs. Nico Jackson encontr el camino del gol hasta en tres ocasiones tirando de paciencia. Poco importaba en la grada, estaban orgullosos de los suyos y se lo hicieron saber con una ovacin atronadora. El Chelsea vence, el Tottenham aprende y el City celebra. Ninguno de los presentes saldr triste del estadio.

Leave A Comment